lunes, 31 de enero de 2011

Carrusel

5
4

3

2

1


REC.


A: “Los inventos son la preoyeccion de los sentidos” escribió una vez Borges.
L: El arte es el sentir de los sentidos.
A: Un hombre que siente es un hombre que escribe.
L: Yo escribo porque siento y no para que me lean.
A: Cantar es disparar contra el olvido, cantan Los Rodrigues desde mi cuenta de Youtube. Un viernes en la noche. Escribes esta historia para que no se la lleve el viento, dice en la priemra hoja de Amores y Sobras de Allende. Leer. Primer libro de los peruanos: Coquito.
L: Segun A. yo disparo cuando digo algo que va a doler.
A: Dispara: Arrojar o despedir con violencia algo. Una pistola taurus de 8mm vomita dos balas una tarde en el año 94. La empuña el negro Canebo a un motocilista que lo dejó paralítico.
L: En el 94 nació una sin sentido.
A: Año 94. Mundial de futbol. EE.UU. Afuera en al calle yo, jugaba pelota en la pista.Los tiempos han cambiado.
L: Yo vivo en esos tiempos cambiados. Hasta ahora no me ha pasado nada, será suerte, pero tampoco soy indiferente con las injusticias de Lima.
A: Injusticias. Hubo una vez un vengador. M. Pero se volvió maldito nadie sabe por qué. El segundo capítulo nunca lo volverá a publicar. Lima necesita héroes.
L: Héroes. Cada vez hay más pocos ... ¿O será que nunca se reconocen hasta que desaparezcan y notemos su ausencia?
A: Nuestros héroes locales solo son reconocidos porque saben perder. ¡Ay! como diría vallejo, con el puño cerrado de la mano derecha en la mandíbula que sale en el billete de diez mil intis.
L: Mi madre dice que A. se parece a Vallejo en su típica foto
A: Foto. Camino lento. No tengo lentes. Es de noche y es como si mis ojos fueran lentes de cámara desenfocados. Click, un disparo. Dispara un fotógrafo en la plaza mayor. Retrata a turistas y visitantes a 3 soles la foto con la misma postal de siempre: la catedral de Lima al fondo. Un gallinazo planea por palacio de gobierno.
L: Lentes. Yo he usado lentes desde los 6 años, a medida que iba creciendo los fui odiando cada vez más, me parecían un impedimento, los deje de usar para las fiestas, luego usé de contacto, hasta que se me cagaron los ojos y con A. he aprendido a ver sin lentes. He aprendido a ver lo que antes no podía a ver.
A: Fiesta. Fiesta de promoción de L. Él es escurre por el hotel con nombre de animal marino. El ascensor se abre y él con llaves en la mano. Le iba a dejar las llaves de su amor. Algo así como San pedro fusionado con Cúpido. Él la mira. Él la ve. La ama.
L: Fiesta de promoción. Fui muy indecisa, casi con miedo, a mi fiesta de promoción con un paleta y no con mi enamorado. Una de las cosas más raras, sin explicación que he hecho. Claro que fue porque cuando eramos amigos, A. no quiso ir conmigo, el más orgulloso.
A: No fue orgullo. La orquidea, la noche, el traje, el beso. las canciones. El baile. No me gusta esperar, no me gusta ser una opcion. No soy el mal menor. ¿Por qué? Porque para mi, tú eres la única y los únicos ojos que hay en mi país, y conste que mi país no es Grecia.
L: A. nunca fue una opción para mi. Cuando lo conocí supe que él era el chico con el cual había soñado siendo tan fría. Porque yo ya te amaba antes de conocerte, porque yo ya te deseaba antes de conocerte. Porque llego la casualidad de nuestras vidas. Este tipo de cosas me hacen dudar de mi ateísmo.
A: Sueño. Amar, un amor verdadero es como soñar despierto. No sabía que significaba eso hasta que esa vez que estuvimos en el centro, mientras un piano tocaba, la felicidad me bordeaba los ojos. Esto no existe, qué está pasando, me dije. Ya era muy tarde. Ella ya se había apoderado de mí y por ningún motivo voy a hacer que se vaya de mí o yo de ella.
L: Felicidad. Dicen que la felicidad cientificamente dura segundos, porque si tuviera una duracion prolongada no sería ya ese instante de emoción que te hace vibrar el cuerpo. Pero yo creo que felicidad es lo que vivo contigo, yo creo que tu me haces vibrar cuando te veo, cuando te beso, cuando te hablo, cuando me abrazas. La felicidad son instantes, pero también la felicidad tiene nombre, y para mi la felicidad es: A.
A: Buenas noches, soy A. tu novio.
L: ¿Novio? Eres con quien viviré todos los días de mi vida. Tu calma me cura, tu ternura es pura dulzura, quiero vivir toda mi vida perdiendome en tus ojos vidriosos y acariciar esos rulos casi negros y sentir ese olor mezcla de tabaco y café.
A: Y yo temiendo perderte. Vidrio rompiéndose. Vidrio en la pista que patée hoy. Mis ojos no fueron vidriosos porque no se me rompía nada, mi ojos solo fueron un reflejo de hoy. De todos estos días. Días. Ya es de noche. Temer. Temo que te quiten la señal, temo temer. La cuestion es que apesar del temor sigo haciendo las cosas. Si no te amara, no temería perderte.
L: Tus ojos son vidriosos porque a traves de ellos me puedo ver a mi misma. Porque al fin y al cabo, aunque yo pasee en velero y tu en lancha de a luca, tú eres tan yo y yo son tan tú.
A: Nos complementamos. Tú eres la parte de Lima de la Javier Prado para la derecha y yo para la izquierda. Porque yo tomo un viernes en la noche donde Ciro a 3 chelas heladas a 10 lucas soportando las risas y eructos de los borrachos y tú en Miraflores. Flores. En mi ciudad plantaste flroes amarillas.
L: Porque yo aprendo de ti y tú de mi. Porque así conocemos toda Lima, porque juntos, ya estamos completos. Derecha, centro, izquierda. Porque no solo plantaré flores amarillas, sino tu me haces sentir, y yo escribiré en tu ciudad, escribiré, crearé y haré de tu ciudad de gris a colores.
A: Ya quiero que sea invierno y saquemos las casacas. Hará frio, tal vez saque un ciagrro y en la otra mano te esté agarrando la tuya. Tal vez llovina caerá, porque Lima no sabe llover y yo no sabía muchas cuestiones.
L: Invierno. Necesitaremos más calor y calor no me faltara porque lo encontraré en ti, tu amor me da calor. Me agarrarás de la mano o simplemente te abrazaré para darme y darte calor.
A: Qué bonito es amar, pero más bonito es ser correspondido. Como nosotros.
L: Es que amar es sentir ... y yo te siento. Amar es tener la necesidad de entregar y dar todo por esa persona. Yo te he dado todo, todo de mi, mi chaleco, mi orgullo, mi egocentrismo. Tú eres a quien dedico el 100% de mis pensamientos todos los dias.
A: Amar: "Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear." Nuestro siginficado. Mi chaleco lo dejé tirado en una calle de San Lucho cuando iba a tomar el bús para verte la primera vez, porque como te dije ese dia: "¡Tengo que besarte!"

Hablo contigo en estos momentos. Momentos. Habrán buenos, habrán malos, pero mientras esos momentos sean contigo, siempre serán especiales. Quiero ser tu jardinera y plantarte muchas flores de colores en tu ciudad, en nuestra ciudad. Porque quizás la vida si tiene colores, A. Bien psicodélicos como el video de la Katy Perry. Porque la felicidad si existe. Porque si te están lanzando ladrillos a tu ventana, ¿por qué no la abres? La felicidad existe y ya llegó. Porque cuando te digo que quiero vivir, quiero vivir con ese chico que esperaba sin esperar, que eres tú. Porque vivir contigo es la aventura más increíble y única, que nadie se la puedo imaginar. Mi otro yo aventurero, mi alterego, mi alma gemela, mi mentor, mi mejor amigo, mi cómplice, mi consejero, mi guía, mi flaco, mi enamorado, el amor de mi vida. Todo en uno, tan perfecto, tan completo, tan yo. Porque yo si te puedo dar fe, porque yo sé que te gustan las fotos b/w, pero ahora te digo que tomes fotos con una lomo, para que tengas fotos hipersaturadas. Para que tu vida sea de colores, para ver con los mismos ojos. Tú me enseñas, tu me inspiras, yo te ayudo, yo te comprendo. Vivimos, aprendemos. Porque conmigo hasta lo peor que te haya sucedido, te este sucendiendo o te vaya suceder, no será algo malo, porque la felicidad ya será parte de ti, porque yo ya estaré adherida a ti. Porque amores como el nuestro, no hay. Y hay que contarle al mundo nuestra historia. Hay que inventar un nuevo sentimiento, una nueva palabra, porque lo nuestro ya no es amor. Es más que entrega. Simplemente somos solo tu y yo.




domingo, 30 de enero de 2011

Adolescencia deliciosa



Yo sin ti. Me without you. Moi sans toi. Película a la cual me volví semi-adicta en el 2010 al regreso de mi viaje de promoción. Estado en el que puedes vivir la vida algo desenfrenada, sin padres, solo con amigos y sentir la sensación que nada esta prohibido y que nadie te prohibe. Poner mis piernas en la cabecera de mi cama mientras escuchabamos a David Guetta a todo volumen en el único cuarto de 4 personas. Mientras una se duchaba, otra se iba maquillando en todo el vapor haciendo un corazón en el espejo para verse y sentirse más bonita. Regreso al cuarto una buscaba entre la ropa de todas qué ponerse y yo, ya duchada, esperando que se terminen de maquillar, fumando y simplemente pensando en cuándo las moscas dejaran de existir y en lo estúpido que puede ser planear momentos inesperados como mis amigos lo planeaban para ese viaje. Simplemente, hay que dejar las cosas ser y asi lo hice. Fue uno de los viajes más salvajes y alucinantes que tuve. Y solo fue con esas chicas que hace 5 años solo atinabamos a mirarnos la cara para saber a quién le vino la menstruación primero.

MC.
V.
D.
N.
A.
M.
MA.
S.

Son unas estúpidas, quemadas, algunas no tan buenas amigas, algunas huecas, otras muy inteligentes, otras comprensivas, pero gracias a ser como son, viví una secundaria excelente.

viernes, 28 de enero de 2011

Lomo saltado

Fucsia y árboles de invierno.

Leer en la playa hizo que se vuelvaen mi favorito.

Cara de virgen plastificada.

Hipnotizante.

Piernas de escolares y de vírgenes
.
Amarillo, violeta. ¿Camaleón con zapatillas?

No más ventanas cerradas.

Mariposas en la noche.

El amor al gato.

Innecesario. Suerte la mía.

Lentes en forma de corazón. Ay Lolita.

Hands free!

A patadas.

Costumbre que dejo y retomo.

Un ambiente muy familiar. Erupción.
Ballerinas rojas y una mano que quiere detener.

Tan cerca. Siempre cerca.

Yo, en unos cuantos años o quizás meses, o días.

Decadencia del imperio ególatra.

Fiesta para dos gatos.

¿Natural o perfecta?

Antes del 2010 (y a veces también) se me venían pensamientos de operarme. No por necesidad, sino por estética. No soy superficial, no juzgo a los demás por su físico, pero si me preguntan, si tengo un criterio para juzgar por la belleza estética, pero juzgar por ello no es un juicio final, más bien, un juicio algo banal e irrelevante.

Perfección a la medida puede que sea mi criterio, que muy pocas veces lo aplico, pero si me preguntan, lo hago. Generalmente cuando me preguntan por belleza, para mi lo que menos importa es el cuerpo (en cuestión de mujeres). Para mi la belleza estética se centra en el rostro. Mirada profunda, no ojos lindos. Nariz perfecta, no nariz respingada. Cara ovalada y larga, no cualquier mamarracho que atrae por cualquier cosa menos la cara. Cejas gruesas y bien definidas, no una línea o echa con lápiz. Sonrisa perfecta y discreta, enseñando los dientes, con hoyuelos o con los cachetes bien marcados. Cabello bien largo y desordenado o cabello bien corto y ordenado (no es por nada, pero me inclino más al cabello lacio), nada de cabello a la mitad para que se vea femenino y a la vez cómodo con la raya al medio. No señores, la belleza duele e incomoda, a veces.

Ese sería mi juicio que pocas veces se cumple. Muy pocas veces he soltado la frase "Ah, esta chica es bonita" que en verdad vendría a ser, que esa chica cumple con los requisitos para ser bonita a mi criterio y que también con los pocos o muchos "atributos" que tiene se sabe explotar y se viste bien (a mi criterio nuevamente). Las podría contar con los dedos. La razón del por qué jamás he soltado esa frase -o casi nunca- ha sido que para mi, todas las mujeres son hermosas desde diferentes pu, solo que el gran placer de ser mujer es querer ser cada día mas bella. Arreglándote, maquillándote, peinándote, planchándote, rizándote, comprando ropa, yendo a la peluquería, entre muchos más. ¿No es maravilloso ser mujer? A mi, personalmente, me encanta.

No hay mujer fea en este mundo, ni las que no cumplen con mis requisitos. Solo hay mujer que no se arregla, que en verdad me parece un desperdicio. Tu has nacido mujer para explotarte a ti misma, para erupcionar, para ser tú, al desnudo, natural. Simplemente perfecta. Mujer completa. Sin privarte de nada, viviendo la vida como una digna mujer con esas tonterías de mujeres hacia los ojos de algunos hombres. Si vives como mujer, en ese dilema de como estar cada día más bella, en esa competencia que no es para impresionar al hombre, sino a otra mujer, estarás siendo cada día mas bonita.

La idea de operarme sigue vigente en mi. No pienso ponerme nada, tampoco quitarme nada. Solo perfeccionar mi tabique que está algo chueco por las caídas que he tenido y tratar que mi sonrisa ya no sea tan gingival. Pero luego veo, narices mas chuecas la mía, sonrisas que nisiquiera son sonrisas porque no muestran los dientes, entonces ¿por qué lo tengo que hacer yo?

Me siento tan bien conmigo misma, algo narcisista, egocéntrica al extremo, pero bueno al final, la opinión sobre mi misma, la tengo yo. Yo tengo el veredicto, porque al final, nadie más vive en mi cuerpo que yo. Y lo mismo les digo a todas las que leen esto. Son hermosas y punto final. Simplemente sean mujeres completas, vívanlo.

Me quiero a mi

Me prometo a mi misma,
no permitir que tus ofensas hagan nido,
en mi alocado porvenir,
no te lo voy a permitir,
y no es por ti, si no por respeto a mi.

Estaré manca, seré muda, pero aunque sea torpe, mis piernas me quedan. Y no permitiré que me las corten, ni tampoco quedarme ciega. Carpe diem.

jueves, 27 de enero de 2011

Culpable y censurada

Evito juzgar a las personas, porque no me gusta que me juzguen. Pero en una sociedad como esta, tan regida por el consumismo, se han creado estereotipos, que aunque las personas no lo acepten, al final siempre se crean grupo humanos donde ¡Oh, sorpresa! tienen muchas cosas en común. Hay personas que desesperadamente quieren sentirse incluidas en un círculo social. Hay personas que tratan de alejarse. Pero al final la mayoria, cada día corrompiendose cada vez más por la sociedad, entran a un círculo vicioso, donde hay reglas invisibles, pero las hay.

Yo solo observo y saco mis conclusiones. Son mías, porque para sacar verdaderas conclusiones tendría que conocer a todas las personas que siguen un estereotipo. Al fin y al cabo son solo mis conclusiones porque en la vida no hay una sola verdad de los hechos. Los puntos de vista son miles.

En resumen no soy escritora, no tengo ni un pelo de escritora. ¿O será que en cada prototipo que me vaya acercando siempre me alejó de las características principales? A veces parece que sigo el prototipo de músico, pero para mi la música no lo es todo y la abandono de vez en cuando. A veces parezco defensora de los derechos humanos, pero yo estoy conciente que el interés y la sensibilidad no son suficientes. A veces parezco que sigo el prototipo de una hippie, pero no comparto la misma ideología, aunque me parezcan interesantes todo tipo de pensamientos aunque no los comparta. A veces parece que sigo el prototipo de estudiante de modas (sobre todo en invierno) vistiéndome a lo high coture con ropa europea y maquillaje perfecto, pero no soy superficial y yo me visto para mi, y no para los demás. A veces parece que sigo el prototipo de parrandera total, pero tengo mis momentos de encierro para ver películas y leer o simplemente quedarme en cama. A veces parece que sigo el prototipo de una lady total, pero en reuniones y fiestas me deshinibo, me quitó los tacos, me caigo, me pongo torpe, grito, bailo, erupciono. A veces parezco la romantica resblandecida, pero a la vez detesto todo lo cursi y lo cliché. A veces parezco la persona mas fría y aburrida del mundo, pero a la vez tengo buenas relaciones con todos y me encantan las conversaciones profundas e interesantes. A veces parezco que sigo una onda gótica o metalera, pero me encanta todo lo psicodélico, rosado, morado. A veces quedo como la filósofa, pero se que a veces no analizó las cosas al máximo cuando creo haberlo hecho, ni mi vida la entiendo bien pero eso no es una tragedia. A veces parezco escritora, pero no señores, NO. Yo no sufro, tampoco todo es de rosa, porque yo quiero escapar de lo rosa. Mi vida es un carrusel, bien psicodélico, como si estuviera escuchando rock ácido sin parar en un rave, sin letra que analizar. Y aunque la desgracia sea lo interesante a los ojos de los demás, me importa un carajo, y a ver si se puede contar una historia buena de comienzo a fin, sin mucha drama, sin tanto cliché, un carrusel, una montaña rusa.

Creo que ya encontré la comparación perfecta.

Mi vida, la vida de Lola Barcelona, es simplemente, un parque de diversiones.

Llámenme rara, loca, rayada, sin sentido, ilógica, fallada, experimento de una pastrulada tremenda, resultado de un viaje bien ácido. Pero jamás ninguna de esas cosas que he nombrado. No me estereotipen. No soy escritora. Simplemente soy LGG. Y en una entrada es imposible describirme, simplemente, interprétenme.

Según Camaleón, no soy única y tambien sigo prototipos. Auch!


miércoles, 26 de enero de 2011

Muda y manca

Muda y manca. Lo único que me quedan son mis ojos que parece que esta lluviendo como en esas mañanas de Bretaña en Francia. Él no lo sabe. Él una vez me dio la voz y los dedos para escribir. Pero siento que esta vez, hoy me los quitó. Me dijo indecisa, ya lo sabía. Me dijo cobarde, eso también me lo sabía, bueno ni tanto. Me dijo que lo cagué. Se burlo de mi autoestima creyendome la única del mundo. Creo que nunca me he sentido tan mal, que nisiquiera atiné a defenderme. Esta bien.

Siento que cada vez que hablo la cago, siento que cada vez que tipeo la cago. Asi como dice mi hermano, cada cosa que toco, como una maldición, se termina malogrando. Interesante.

Al final nisiquiera lo quería cagar a él, pero él si me cago y con toda la intención del mundo.

Él para mi siempre será el único, pero bueno, se hace jirones, a ver si mis cuerdas vocales también se reparan para ayudarlo y hacerle entender lo mucho que lo amo aunque las palabras no me alcanzan y me quedo corta.

Esta será la entrada mas corta que escriba. No quiero explayarme más. No seré cobarde. Lola Barcelona se queda y hay para rato, aunque lo único que me quede, sea el corazón algo rajado. A ver si mis dedos vuelven a crecer después de esto.

El resto aún no está escrito


Soy indescriptible, no puedo leer mi mente, estoy indefinida
Pero estoy empezando, la pluma en mi mano, final inesperado.

Contempla la página en blanco antes que
tú abras la ventana sucia
Y deja que el sol ilumine las palabras que no puedes encontrar

Libera tus innovaciones
Siente la lluvia en tu piel
Nadie más puede sentirlo por ti
Solo tú puedes dejarlo entrar
Nadie más, nadie más
Ahora solo di las palabras que están en tus labios
Enriquecete con las palabras que no puedes decir
Vive siempre tu vida con los brazos abiertos
Porque hoy comienzas a escribir tu libro
El resto aún no está escrito

Rompo la tradición, y a veces mis intentos, porque están fuera de las líneas
Hemos sido condicionados a no cometer errores, pero yo no puedo vivir de esa manera.


martes, 25 de enero de 2011

El invierno será caluroso

¡Ay Lola! ¿Te quedas sola? Tú te la buscaste, corazón. ¿Así que quieres vivir? Pues, haz abierto la ventana pero sigues con la cortina cerrada. Decidiste enamorar sin estar enamorada. Pero lo haces inconcientemente, tú sabes que los chicos -algunos- si los rozas con la mirada, ya todo es tu culpa. ¿Por qué lo haces? No lo sabes. Quemaste etapas y lo sabes. Nunca fuiste normal. Te sentiste muy rara al verte enamorada. Lo soportaste por algún tiempo, pero Lola no es Amélie Poulain, ni tampoco ninguna princesa de Disney. Lola se dió cuenta que por más bueno que pudo haber sido el momento, ella no soportaba la costumbre. Se descoció todo, todo lo que era. Pero las raíces quedaron al centro. Lola estrenó cambio de piel, solo de piel. Decidió no descansar. Dejó las noches algo hueveras, poco productivas, escribiendo emoticones memorizados como si estuviera estudiando para ser operadora. Decidió ponerse a veces tacos, a veces botas, jamás zapatillas. Abandono las caminatas por Larcomar. Dejó los jeans, por las panties. Dejó el delineador, por un maquillaje mucho más elaborado y aprendido por la vista. No quiere esperar a nadie con la cena servida, no quiere vivir detrás de nadie, no quiere ser la sombra de nadie, no quiere ser el prototipo de mujer que los hombres desean al ser criados en el seno de una familia americana. No esperaba a nadie.

Lola quería escapar. Gris era todo lo que veía, o mejor dicho, rosa, rosa rosa. Rosa masticable. No distinguía el corazón de la razón.

Lola creó un mundo solo de ella, donde era la princesa de las muñecas. No esperaba que nadie se fije en ella. Ella siempre terminaba echa un desastre en cada reunión y fiesta que iba. Jamás aceptaba cuando la sacaban a bailar. Y cuando choteaba a cada hombre que pisaba su espacio, desencadenaba más sensualidad de lo normal. Lola empezó a leer mucho, porque la lectura era como su pastilla para olvidar y renacer. Escuchaba música en su cuarto a todo volumen, mientras se pintaba las uñas drogándose con el olor de acetona de fresa hasta que le empezaba a doler la cabeza y empezaba a maquillarse para la noche como un placer que considerará siempre exquisito. Jamás se han aprovechado de ella, porque ella nunca ha sido huevona, todo lo tenia premeditado. Su regla sin consultarla con el corazón y la mente fue nunca enamorarse. Atracciones pasarejas hubieron muchas para ellas, pero ella sabe que jamás la olvidarán. La hicieron especial, pero ella no hizo especial a nadie, el momento, pero nadie lo fue. Lola se volvió invencible, soñadora, la que secretamente creía que vivirá para siempre. Lo sigue haciendo.

Su habilidades casi psiquícas para relacionarse con la gente son casi como un don para ella. Ella siempre la ha acertado, lo detecta en las miradas, lo siente simplemente, es el ambiente. Ella sabe cuando se siente bien y cuando se siente incómoda. Lola podría manipular a la gente, pero ella no es mala. Quizás muy fría, tan fría pero, si es que le pones un poco de fuego ya se derrité inmediatamente. Lola por eso ama el invierno, no le gusta el calor, le gusta lo frió, lo directo, directo al grano. Lola dice que en el invierno el maquillaje se luce más, te pones más ropa, mas combinaciones. Lola dice que en invierno las uñas negras se ven lindas. Lola en invierno usa el cabello largo, suelto, como si fuera un manto atrapa sueños y que los deshace a su vez. Ser mujer completa. Vivió un año entero de invierno, sin verano. Lola asi nació, en invierno. Todo estaba a su favor.

Pero llego el verano poco a poco. Verano, calor, sol, fuego. El nombre Santiago Salas es rojo, es negro, es fuerte, la asusta, la desarma, el antagonista de todo. El coprotagonista de un amor incivilizado. Lo que soñó y a la vez no esperaba. La agarró de sorpresa. No fue un balde de agua fría, fue un balde de agua caliente, muy caliente, que la dejó ardiendo. La dejó en llamas. Y ahora ya es muy tarde para corregir todo lo que está ardiendo dentro de ella. El invierno será caluroso y no por el calentamiento global, hay un mal peor y su nombre es Santiago Salas.

¿Qué has hecho con Lola Barcelona, Santiago Salas? La has desarmado. Ahora el invierno también sera caliente. Ahora hay fuego infinito.

Quiero arreglarme junto a ti


Puede que sea tarde
Para corregir
Todo lo que arde
Muy dentro de mi

Mis malos recuerdos y mi inseguridad
Mi nivel de autismo y que no paro de hablar
Pero me haces sonreir
Nunca he cambiado para mi
Quiero arreglarme junto a ti.

Puede que te espantes
Y no quieras venir
Y que yo no aguante
Y no te deje ir

No se usar tacones y me sale mentir
Busco mil razones para hacerme sufrir
Poco celosa pero al fin
Nunca he cambiado para mi
Quiero arreglarme junto a ti

Y es que es tan dificil aceptar lo que soy
No se ni por donde de lo mal que estoy
Pero espero hacerte sonreir
Porque nunca he cambiado para mi
Quiero arreglarme junto a ti

El es yo

LGG se despide de Camaleón. Camaleón dormita. LGG despierta, se levanta, escucha música, se aburre, no sabe qué hacer. Luego de escuchar música por casi media hora, decide entrar al blog. Son esos momentos que no hay nadie en el facebook, msn y bueno, tampoco está Camaleón, ya que cuando él está presente, ella prefiere estar con él que escribir n'importe quoi aquí.

No es el corazón en el diafragma, tampoco el estómago en la boca -bueno, quizás un poco, me duele el estómago- ya que ni es dolor, ni pena, ni tristeza, ni molestia. ¿Angustia? No lo sé. Quizás estoy tan aburrida que creo sentirme así e invento nuevas sensaciones.

Camaleón ha vivido tanto, ella no ha vivido nada. Camaleón está a punto de terminar la universidad, ella nisiquiera la comienza. Camaleón tiene experiencia, ella no la tiene. Camaleón es más cuerdo, ella es una sin sentido. Camaleón es responsable, ella ni sabe qué significa exactamente eso. Camaleón sabe lo que quiere, ella tiene un camino roto. Camaleón es decidido y seguro, ella es indecisa y no para de hablar. Camaleón la comprende, ella ni se entiende a sí misma. Camaleón es adulto, ella es una adolescente. Camaleón ha hecho muchas cosas que ella no ha hecho. Para Camaleón, ella es la última. Para ella, Camaleón es el primero y el último.

Mi mamá siempre me dice: "Lo que no fue de tu año, no te hace daño." Puede que tenga razón -sí, siempre la tiene- pero, no me hara daño, pero me incomoda, angustia, duele (en verdad no sé, es una sensación inventada la que siento) que él haya vivido y yo nada aún. Y el no solo ha vivido, el ha vivido más de lo normal. Y esa es una de las cosas que más adoro de él.

Camaleón a los 19 años ya trabajaba como digno joven creyendo que va a vivir para siempre. Camaleón ha perdido la inocencia muchas veces. Camaleón ha amado. Camaleón ya ha perdido a alguien. Camaleón ha visto cosas muy crudas y se ha aprovechado de ello. Camaleón ha hecho locuras. Camaleón ya vivió bonito antes. Camaleón ha pasado por cosas duras.Camaleón ha hecho cosas grandes. Camaleón es tan él por todo eso.

Pero, quizás, lo que me incomoda es que todo eso lo haya vivido sin mi, o con otra persona. Yo tengo un problema muy grande, que lo voy superando poco a poco. Soy celosa del pasado. Es algo muy estúpido, porque no puedo cambiar el pasado y si lo cambiaría, él no sería como es actualmente. Cada detalle por mas mínimo que sea del pasado, es lo que ha hecho que él sea tan él, como es ahora. Pero yo no quiero besar ninguna cicatriz, no quiero que me quede ningún miedo del pasado. Quizás lo que me angustia, incomoda o duele, es que todo eso lo haya vivido sin mi y con otras personas, pero él, claro, se va a dar el lujo y placer de vivir todos esos años de mi juventud. Es eso, es eso. Yo sé que no sé muchas cosas, que ni es necesario contarlas porque ... ¿para qué? Si simplemente el es así y lo amo así como es el actualmente. Para que enterarme del pasado, si yo vivo en el presente y el presente es lo mejor. El ha pisado mi presente. Pero, bueno ... yo, la más conchuda, me quejo de todo eso, cuando yo también he pasado por ciertas cosas, que nisiquiera iban con mi edad, me adelanté mucho, quizás demasiado. Así, igual de conchuda, como le reproche hoy de ver películas XXX cuando yo practicamente sería considerada como una 'enferma' y adelantada por muchas de mis amigas.

LGG se enamoró de verdad a los doce años. LGG, aunque lo niegue y no lo acepte nunca, llego a amar empedernidamente y a ojos cerrados. LGG se proyectó, planeó y mucho más, su vida con alguien. LGG fue romántica, tan romántica que sentía las mismísimas mariposas en el estómago. LGG ha llorado de puro amor y felicidad. LGG llego a crear un amor tan sólido que superó la distancia y tiempo. LGG también enamoraba, sin estar enamorada cuando no era muy madura. LGG fue infiel de pensamiento antes. LGG rompió muchos corazones. LGG fue muy pendeja a veces. LGG era coqueta por excelencia. A LGG se le fue toda la inocencia a los 12 años, LGG a los 12 años ya parecía de 16. LGG se dió cuenta que, lo de color rosa, no duraba para siempre.

Sí, yo me adelanté mucho, demasiado diría yo. Pero de no haberme adelantado en ese entonces, no sería lo que soy ahora. Todo se adelanta, incluyendo este momento. No tengo edad, como dice Camaleón. Nunca le he tenido. Y el hecho de adelantarse, no lo digo por los actos, que es lo que piensan muchos. Muchos piensan que por fumar a los 11, ya son más maduros que otros. Pero "adelantarse" es madurar más rápido, quemar etapas, sentir sentimientos y sensaciones que lo sienten personas más maduras o mayores que tú. Y eso me pasó a mi. Todo se corrió de tiempo. Todo pasó porque tenía que pasar.

Todo fue como un entrenamiento para ambos, como si la casualidad de nuestras vidas nos estuviera esperando. Todo pasó para que seamos como somos, nosotros tan nosotros, y nos amemos tanto por lo que somos. Quizás duela recordar el pasado, pero ni lo miremos, porque gracias a ese pasado, tu me amas como me amas y yo te amo como te amo. Nosotros después de lo que hemos vivido, sea poco, sea mucho, llegamos a las mismas conclusiones, nos estabamos buscando sin conocernos. Nos estabamos esperándo sin saber a quién esperabamos. No queríamos un amor civilizado. Y así empezó todo, nos conocimos de una manera incivilizada. Odiamos lo cliché y lo cursi. Nos limitamos a jugar con pronombres para decirnos que nos amamos. Tú tan yo, y yo tan tú. Tu me entiendes, yo te entiendo. Pero yo me limité a creer lo más cursi del mundo porque lo veía en carne propia: si existen las almas gemelas. Tú eres mi otro yo, tu piensas como yo y a la vez eres tan tú y me desarmas.

Duele pensar que cada cosa que pasaste, la viviste sin mi, pero a la vez admiro tanto cómo eres gracias a ese pasado. Tan valiente, tan atrevido, tan bueno, tan dedicado, tan inteligente, tan sensible, tan humano, tan tú. Amo que hayas vivido todo lo que has vivido. Me encanta, me fascina. Es un placer leerte, mi estimado. Es una delicida escucharte. Porque yo te idolatro tanto. Porque aunque hayas vivido más que yo, hablarte y escucharte es como si estuviese conmigo misma. No son necesarias las preguntas, pero cuando las hacemos, simplemente es por el placer de escuchar una vez más, una razon más de por qué nos amamos tanto.

La relación de LGG y Camaleón no es normal. De principio a fin nunca ha sido normal. Así como ellos, raros, no comunes, tan ellos. ¿Ellos se lo buscaban? No, simplemente a veces ellos mismos, tan ateos, se cuestionan si con casualidades como esas, no existe un dios. Ellos no celebran sus aniversarios, ni cumpleaños, ni 14 de febreros. Ellos no buscan que uno este detrás del otro. Ellos no quieren esperarse con la cena servida. Ellos detestan la costumbre. Los días ya no son días cuando están juntos, los días son ellos mismos.

Desde que estoy con Camaleón me han pasado cosas inexplicables. Un piano en el centro, flores amarillas, flores violetas, un cuarto lleno de post it's, nubes rosadas, trenes en plena madrugada, pero lo más inexplicable es este sentimiento que siento por él. Que me hace sentir, que me hace escribir, que me dio un libro en blanco para que lo llene y cuente sobre mi y sobre nosotros. Porque nuestra historia no es para que la lean, es para que la sientan.

El cielo ya está turquesa, mis ojos siguen bien abiertos. Simplemente miró por la ventana y me lo imagino durmiendo en sus sábanas de ositos que tanto pedía.

Mientras tu duermes, tan tú, yo escribo sobre ti. Nada nuevo, nada bueno -porque tu ya todo lo sabes-, simplemente lo que me salga del corazón. Ni sé si es muy cursi, ni sé si es muy frío. Solo sé que una entrada no alcanza para decirte todo lo que significas para mi. No hay entrada que no te nombre, porque estás en mi mente cada segundo que pasa. Te has adentrado, te has profundizado, me has hecho tuya. Nunca imaginé que iba a encontrar a alguien como tú. Pero tenía que encontrarte de la manera mas incivilizada. No creo en dios para agradecerle que te aparezcas ahí esa noche. Pero mis gracias a ti son infinitas por abrirte conmigo como no lo hiciste con nadie. Por depositar tu confianza en mi, por saber que no te fallaré y no te desilusionaré. Por confiar en que yo doy más y darme las oportunidades de mi vida. Por hacerme vivir más de lo normal así como tú lo hiciste.

Yo simplemente, te doy mis 17 años y ese compromiso y entrega que te dije cuando eramos amigos, pero en el fondo, ya babeaba por ti, porque ya te había imaginado, ya te estaba esperando. Estaba enamorada de ti sin conocerte, desde antes del 27. Solo que el 27, apareciste tú y despertasté mis sentimientos dormidos y escondidos. Y desde ahí cambiaste mi vida.

Gracias por ser tan tú, por desarmarme y armarme. Gracias por amarme y por dejar que te ame.

Gracias por abrir tu ventana, que desde el 27 empezó a lanzar piedritas.

domingo, 23 de enero de 2011

La cabeza sobre los tacos

Como diría Sócrates: "Solo sé que nada sé". Y es que es verdad, nada sé, solo sé que ahorita se me dió por ponerme mis tacos. De vez en cuando es bueno sentirlos en mis pies. Nunca he caminado bien sobre tacos, ya que ni sin tacos puedo caminar bien -soy muy torpe- pero las veces que me los he puesto me sentía -a parte de incómoda- como diría Andrea Echeverri, la princesa de las muñecas.

Hoy fue una de las pocas veces que en mi vida he entrado a un hospital. HG es médico, MG es odontóloga, en otras palabras, he tenido un hospital siempre en mi casa y nunca fue necesario ir. A menos que haya tenido un accidente, claro.

Fui con el estómago en la boca y con el corazón en el diafragma. No por emoción, ni mucho menos por pena, sino por la sensación que deje en A. y también lo que yo misma me había provocado. Mientras conversaba con él y me hacía escuchar una canción para "calmarme", me rizaba las pestañas desesperadamente una y otra vez, ya que cada vez que se me escapaban las lágrimas, se mojaban mis pestañas recien rizadas y las tenía que volver a rizar.

Cuando tengo un problema, o cuando recuerdo problemas en las que yo he tenido la razón o creo que yo tenerla, siempre me siento con una sensación de pólvora en la boca como diría Camaleón, y a la vez, esa sensación del corazón sobre mi diafragma. Simplemente me callo, subo el volumen al máximo en mi iPod, pongo electrónica y hago que zumbe mi cabeza y que mis oídos exploten -creo que me quedaré sorda- y simplemente, mis pensamientos se nublan y hay una combinación de colores en mi cabeza. Como si fueran ciertos los efectos del iDoser, yo creo que la música electrónica tienen efectos más precisos (comparándola con la dosis de Rave del programa). En este caso Scheiße fue mi dulce compañía. Fue como una dosis de Rave del iDoser y a la vez, aunque no entienda ni mierda lo que dicen en la canción porque es alemán, era como si Lady GaGa me repita una y otra vez que era Lola Barcelona. El alemán le iba muy bien a la canción, muy bien al momento, muy bien a mi. Siempre he pensado que el hecho que una persona diga que suena bien un idioma, es estúpido. Pero por primera vez pense que es un idioma tan pero tan fuerte, y que Lola Barcelona debería ser polilingue y a parte del, español, inglés y francés a la perfección, tiene que aprender alemán. Porque le va bien, porque suena bien, porque yo la (me) veo hablando alemán. Lola Barcelona es fuerte, empuña y mierdea. Scheiße en alemán significa mierda.

I don’t speak german
But i will if you like

Ich bin mir absolut klar
Ich trag den Namen Monster
I wish we all could be blind
It become easy out there


sábado, 22 de enero de 2011

Madrugada del recuerdo

Madrugada del recuerdo del 2010.

Escucho a David Guetta.
Welcome to Tijuana.
Hablo con "Ratas Unidas Internacionalmente Neurológicas."
Tengo la herramienta de "stalkeo" abierta pero no soy una stalker.

Me ha venido una nostalgia increíble de los dos mejores meses de mi vida en la France.
Hay 3 personas conectadas de mi promoción en mi msn.

Un idiota con problemas de identidad, un pervertido, una pinky, pero los amo.
Hay una francesa rara que esta conectada tan temprano por allá.
Hay 27 personas conectadas en la herramiento de stalkeo.

Ahora escuchó una electrónica feíta del parisino David Guetta.

Me imagino como será una noche de clubbin' en Paris en los 90's.

Quiero ir a una soirée francesa.
Get Up.

Estoy escuchando una de las canciones que más escuchaba en el McDo de Vitré (Francia).

Cúlpenle (al alcohol).

"The Unknown Soldier" de The Doors me da escalofríos.
Quiero tocar el piano.
Mataron a alguien en la canción.

De nuevo llegó la parte escalofriante en la canción.

Que hermoso es el francés.
Yann Tiersen es arte y emociones puras.
La música clásica me transporta a otro mundo.
Tengo una sensibilidad musical increíble.
Quiero ver una ópera.

Hablo mal el inglés, porque hablo demasiado bien el francés.

Tengo un hermano.
Llegué a la conclusión que el 90% de personas que conozco tienen un carácter fuerte.
Soy muy paciente.

La maldad, la astucia y el ingenio me parece interesante y me atrae.

Nunca he estado con alguien malo, pura atracción era.
Postularé a la UL, UPC, USIL, San Marcos y PUCP.

Estudiaré antropología en la PUCP.

Me pareció ver desde mi espejo a alguien detrás mio. No tengo miedo.

Escucho música de mi bendito izquierdismo y disque socialismo democrático.
Marihuana, ilegal. NOT.
Se desconectó mi disque amigo extraño.

Clase de matemáticas stone.

Los mejores cigarrillos son Camel.
Yeah, Yeah, Yeah, Yeah, Yeah.

Acabo de unirme a uno de esos grupos de facebook estúpidos.

Acabo de ver un video increíble.

Hay un proyecto de ver cambios de 8 años en minutos en fotos de un hombre.
Ya me desuní.

Placebo.

The Beatles son unos genios.
Soy muy narcicista.

Lo digo de nuevo, el francés es hermoso.
Mañana no quiero ir a una reunión.
¿Quieres café, mi vida? Pues, ¡Sírvetelo!
Brake your brain.
Muy bonita señorita ¡Hey!
Wake up early, I know it's too late.

Bienvenidos al Castillo. A mi Castillo. Describrí una madrugada aburrida. Una madrugada sin sueño, pero ahora sí. Buenas Noches. Buenos Días.

Dosis de emociones

Tú.
Cierra los ojos. Transportate. Dejate llevar. Es arte puro. Música para tu alma. Emociones por inercia. Goosebumps automáticos. Estás solo. ¿Qué esperas?

Yann Tiersen, músico francés. Genio, te conmueve y te da un quiebre emocional por tanta sensibilidad y sutileza en esta obra maestra. ¿Música Clásica? Diría yo New Age. Los grandes compositores de música clásica moderna (es paradójico el nombre) son verdaderos genios, que a pesar de toda la tecnología, pudieron seguir creando para los verdaderos oyentes y quienes saben qué es verdadera música. Esta pequeña melodía tiene un aire algo Goth por la voz de la cantante, pero no puede ser nada menos que música clásica.

Dosis de emociones, no de alienaciones.


martes, 18 de enero de 2011

Las caras, las figuras

BGG. Adolescente de 14 años. Discreto pero a la vez explosivo. Se divierte jugando con una pelota de trapo imaginándo que está en un campo de fútbol. Antes de eso, se limitaba a jugar solo videojuegos. Ya más adolescente, se percató que había un piano de cola en su sala y decidió tocarlo sin saber leer partituras. Exorcizó su carácter explosivo en la música y en la creación de ésta. Colecciona Tic Tac's de naranja en el cajón principal de su escritorio. No le gusta pensar en el futuro, ni planear. Gusta vivir del hedonismo y conformismo personal. Quiere ser rico, y para lograrlo se ha imaginado hacer muchas cosas: desde ser recogedor de basura hasta actor porno y proxeneta. Esta confiado que será un gran hombre de negocios (yo también pienso lo mismo) pero es conciente que no será tan feliz como una persona que no le interesa el dinero. Siente temor pero a la vez cierta atracción a la canción "Des visages, des figures" del grupo independiente francés Noir Désir. He ahí el por qué del título.

B: ¡No pasa nada!
L: Sí pasa, sí pasa, ya verás.

"Si pues, yo sé que al final te terminarás casando con Camaleón" - BGG

Es que él mira al lado del recuerdo y no de la mentira.

Lo que yo siempre he deseado: balance perfecto entre números y letras.

No le gusta leer, le gusta la fotografía de LGG y le gusta ver películas que le recomienda LGG.

Una de las personas más fotogénicas en mi lista.

El ha sido y será mi eterno modelo. BGG tiene el privilegio de conocer de pies a cabeza a Lola Barcelona y haber vivido de todo con ella. Se han prometido ser vecinos en Barranco, viajar por todo el mundo con una Nikon Pro y tomar las fotos más orgásmicas del mundo. Ninguno de los dos tienen planes de ser fotógrafos, pero el deseo de tomar buenas fotos es algo genético, está en la sangre.

Apodo de batalla


Quiero ser mayor
Y me gusta el rock 'n roll
Me mata el reventón
Y el vodka de vainilla
Me pinto la boquita
Con rojo dinamita
Trato de ser lo que realmente soy
Aunque le moleste a los demas

Mi vida es como un videojuego
Toco un boton y tengo lo que quiero
Y quiero eso eso eso eso eso eso eso eso eso eso eso
Eso es lo que quiero yo

Noches color rosa
Labios que provocan
La la la Lolita


viernes, 14 de enero de 2011

Fluidos influyentes

Siempre yo. El individuo del experimento fallado. La adolescente más narcicista. Una identidad casi incuestionable, sin razones tampoco. Una identidad ya casi sólida aunque con algunas rajaduras y hoyos por tapar con el tiempo. Biológicamente me faltan un año para ser una adulta. Segun wikipedia y los pocos libros de biología que he tocado en el colegio por obligación, en la adultez ya alcanzas tu desarrollo máximo, pero siempre dicen, desarrollo físico. ¿Dónde queda el desarrollo emocional? Solo mencionan el hecho que a esta edad ya estás en la condición de asumir responsabilidades y por ello, en gran cantidad de países la mayoría de edad se alcanza a los 18 años.

La mente humana es tan compleja que ni nombran el desarrollo emocional en estos libros. ¿Será que nunca se alcanza? Se sustituye esta frase de "alcanzar el máximo desarrollo emocional" por madurez. Madurez, así como las frutas de lo que son blandas pasan a ser duras para ya ingerirlas ¿Será que el humano a los 18 ya esta completamente consumido y emergido en una personalidad que él mismo ha formado a través de los años? ¿Será que el humano ya está preparado para enfrentarse a los lobos y a una realidad llena de sus propios semejantes que a uno mismo le aterra? A mi parecer, la madurez completa se alcanza cuando terminas conociendote a ti mismo y así poder juzgar a los demás. Pero, ni los mismos científicos conocen al 100% el cerebro humano, ¿tú mismo te terminarás de conocer?

Lo único que sé es que uno es como es, por su carácter y el carácter naces con él pero también lo vas formando en la sociedad en la que vives. La sociedad es la que influye en todo. Pero ahora, ¿a caso todos se dejan llevar por la sociedad actual? Si fuera así, ahorita no estaría escribiendo lo que escribo en este blog, no me haría llamar Lola Barcelona, no estaría feliz con Camaleón, no diría que soy una sin sentido. Pero siempre, hay personas, situaciones que influyen en el desarrollo personal de cada uno.

Yo me considero diferente, única, claro que, obviamente corrompida por esta sociedad en ciertos aspectos; pero tengo que aceptar que han habido ciertas personas que inconcientemente o concientemente influyeron bastante y aunque no quiera aceptarlo, forman parte de mi identidad a los 16 años con 364 días.



HGS

Es un G como yo. Más que influencia, puede que sea una de las personas que más admiro y he admirado en mi vida. Si tuviera que asociarlo con una figura geométrica, sería un cuadrado. ¿Yo siendo Lola Barcelona admirando a alguien cuadriculado? Es que uno a veces admira lo que no tiene, lo que adolece, lo que le falta, lo que le gustaría ser, por más que uno este feliz y conforme de cómo uno mismo es. Mientras más crecía yo lo veía mas cuadrado ... ¿o será que yo me volvía más un círculo sin principio ni fin? Creo que esa era la razón. Al mismo tiempo, tan diferentes, tan parecidos. Se lleva en la sangre esa actitud de mirar a los demás como si fueras el todopoderoso, de creer tener siempre la razón, de ser analítico, de seriedad absoluta en el momento indicado, tan perfeccionistas, tan organizados, tan inteligentes, tan responsables con lo que les interesa, tan inspiradores de confianza, no les importa mostrar esa cara de culo -como dirían los que ven esa expresión- cuando se aburren, tan aburridos para muchos, tan callados y cuando hablan dicen lo más cuerdo de la sala y son aplaudidos mentalmente por los espectadores. Entonces yo me pregunto: si nos parecemos tanto, ¿por qué no parecerme más? La dedicación, la responsabilidad extrema, la cordura absoluta, la madurez en su máximo esplendor, es lo que tiene y lo que me gustaría tener algún día con el tiempo.

MGP

La máxima influencia para Lola Barcelona y LGG. No admiro su dedicación, pero la agradezco. Gracias a ella, soy lo que soy. Cómplice y mejor amiga eterna. Me dió la orden y el consejo más importante en mi vida: "Se diferente, se original, se única. Es malo ser normal, se rara." Y seguí muy al pie de la letra su consejo. Quizás una de las frases más influyentes en mi vida entera. Y es que todo lo que dice siempre es influyente, siempre es escuchado, siempre está en lo correcto, nunca se equivoca en sus consejos. Aunque a veces parezca que ha tenido una vida algo accidentada cuando me habla, ella siempre tiene las palabras perfectas en el momento perfecto. Ella nunca se equivoca. Me enseñó a caminar, a leer, escuchar música buena, a ver películas, a ser coqueta, a maquillarme, a comer rico, a fumar, a cuidarme, a enamorarme del indicado, a ser buena, a ser rata, a amar las fiestas, a hacer cosas fuera de lo común, a no temer ser la rara, a que no me importe lo que digan los demás, a hacer siempre lo que quiero. Ella me hacía escuchar música clásica desde que era casi un feto, me enseño a sentir con películas quizás muy fuertes para mi edad, me llevó a ballets y musicales a los tres años. No se conformó con prenderme la televisión en un canal para niños y dejarme sola, se tomó su tiempo para enseñarme The Wall de Pink Floyd, The Beatles, sus LP's de Led Zeppelin, llevarme a Galerías Brasil y hablarme de Leusemia, Maria Teta y sobre todo su encuentro con el mundo del rock subterráneo peruano de los 80's, grababa todas las películas épicas de los 80's y 90's para mostrármelas mientras crecía, coleccionaba todos los libros posibles de promociones de El Comercio u otros periódicos para llenar mi escritorio de libros de literatura aunque ella no era una lectora empedernida, me compró todas las muñecas posibles para que desarrollase mi imaginación, me llevaba al centro para que escoja entre lo más raro, lo mejor y barato a la vez. No escribía a mano mis etiquetas de colegio, las diseñabamos juntas con un motivo que yo escoja. Me enseñó a jugar Age Of Empires y Wolfenstein en la computadora mientras mis amigas ni aplicaban la estrategia en sus vidas. Me enseño a los 12 años que el delineador es lo más básico en el maquillaje, cuando mis amigas ni se ponían brillo labial. Fui la primera en el salón en tener una cámara propia gracias a ella. Nunca me dijo que era muy pequeña para tener enamorados. En vez de ir a un concierto de los Jonas Brothers, fui a un concierto de música goth y otro de new age con ella. Me enseño a que jamás debía de ser conformista, y que ser la chancona en el salón no lo es todo. Nunca me premiaba, porque eso sería hacerme un pare, siempre confio que podía dar más. No me daba permiso sin razón alguna y se cegaba de las amistades que podía tener, ella era una más, le cuento todo, es mi mejor amiga. Es una de las personas que menos ha criticado mi egocentrismo y lo sigue cultivando con sus comentarios. Lo que más le agradezco es que jamás me haya visto como su hija, sino como su mejor amiga y una contemporánea suya. Y que aunque alcance la presidencia del Perú o gane un Nobel, su premio no va a pasar más allá de un sanguchón, porque ella confía, ella sabe, que doy más.

VVV

La primera persona que conocí de casualidad, en la burbuja, que no era como los demás. Antes de salga a las calles o darme el lujo de escoger a personas más parecidad a mi o que simplemente, no me critiquen de rara, ella estuvo ahí. Ella apareció en esa gama de amigos impuestos por la etapa escolar. Es que ella es una de las pocas de mi salón, que si me la hubiese encontrado durante mi vida, si me hubiera vuelto su amiga en cualquier situación. Fue la primera persona a la que por primera vez, aunque con un poco de temor, le empecé a decir que a veces tenía pensamientos ateos estando en un colegio católico y no me miró mal. Fue la primera persona a la que le pude decir que también simpatizaba con el socialismo a pesar de estar en colegio pituco y estar en un ambiente derechista. No me miró mal tampoco. Fue la primera persona a la que le dije que tenía una obsesión con libros que no eran para nuestra edad. Tampoco me miró mal. Todo ese tiempo que me adentraba y me la pasaba filosofeando sobre todo lo que me rodeaba, lo saqué afuera y se lo contaba todo a ella. Ella, con un carácter tan fuerte, a la que no le importa nada, la que lo sabe todo, la que no sabe qué hacer con su vida y tampoco le interesa. Y es que en verdad lo sabía todo, muy hábil, tan inteligente, pero conformista. Yo, con un carácter más paciente, pensando más antes de decir las cosas, la que siempre la piensa dos veces, la que a veces dudaba de si misma, pero tenía las ambiciones mas grandes del mundo. Me puedo pasar días enteros conversando con ella. Quedarme hasta la madrugada conversando por teléfono. No hablamos de chicos cueros, ni de la última canción de los Jonas Brothers. Rajamos de la iglesia, de los católicos, de los derechistas, de la gente cerrada y de la gente estúpida. Sí, una de las cosas que más nos une, es que odiamos la estupidez humana. ¿Transmitiremos tanta pedancia que cuando se nos quieren acercar solo atinan a decirnos que no entienden nuestras conversaciones? Puede ser. Tan diferentes, tan parecidas, complementarias, como un ángulo de 90°.

LV

"Hace dos años te conozco, te ví por primera vez, atiné a decirte que te creías la última chupada del mango, fuiste invisible para mi y de la nada te sentaste a mi lado sin habernos dirigido una palabra en dos años, como si todas las vacaciones hubieses estado esperando regresar a clases y ser mi amigo. ¿Lo tenías planeado?" De no ser por él, no estaría la columna de Cinefilia. Mis padres nunca fueron grandes amantes de la literatura, ni del cine. Nunca le llegué a dar las gracias por un día haberme dicho con su acento boliviano -que hasta ahora mantiene- que tenía una película locasa que enseñarme y que me iba a gustar. En ese entonces lo poco que nos unía era la música, uno que otro gusto en común. Me prestó la que se volvería mi película favorita. ¿Lo tenía planeado? ¿Por qué no le prestó esa película a otros más del salon con quienes de hecho tenían más gustos en común? Y es que con esa película hicimos un pacto invisible, un pacto sin palabras. Nuestra relación se constó en prestarnos películas raras, no comerciales, antiguas, independientes. Y entre hablar sobre música y películas, nos fuimos conociendo cada vez más. No había ni un día que no me reí con él. No nos tratabamos como amigos -relación hombre-mujer donde hay respeto, y ciertos temas que se deben evitar- eramos, lo que se llamaría, patas. Con él, empezó una apertura muy grande en mi hacia los demás. Me contó cosas que usualmente le contaría a sus amigos y hablaba conmigo como si fuera un chico. ¿Por qué yo, hasta ahora me pregunto? ¿Lo tenía planeado? Ese tipo de recuerdos solo me hace pensar, que hay cosas que simplemente están en el destino. Que si no lo conocía, creo que ni estaría escribiendo en este blog.

FB

"Nunca te admiré. No hay nada que admirar en ti. Absolutamente nada. Y aunque quizás nunca llegue a amarte, fueron mis primeros roces con el verdadero, puro y absoluto significado de lo que es el amor. ¿Gracias es la palabra correcta? No lo sé. A veces no es necesario pedir gracias. A veces las cosas pasan porque tienen que pasar. Quizás lo único que aprendí en 4 años mientras tu pisabas mi presente fue: compromiso. Descubrí que era una mujer completa, que podía sentir y que podía hacer que otro sienta por mi. No me arrepiento de nada, paso lo que tenía que pasar. Pero en esos 4 años descubrí que verdaderamente, todo lo que me propongo, lo consigo y que los cuentos de hadas nunca son los mejores. Quizás para un puente entre la niñez y adolescencia sí."

MC

Indescifrable. Imposible de analizar. Pero descubrí que puedo sentir tan solo a través de fotos. Con tan solo fotos, me inspiraste a que insista a que compren una cámara profesional. Tus fotos verdaderamente habrán tenido un signficado muy fuerte. Y no eres fotógrafa conocida. Ni trabajas. Ni serás fotógrafa. Tampoco eres para tanto. Pero quizás fue como verme al espejo.

AMT

Esas siglas creo que ya muchos la conocen -de mis amigos-. De no haber sido por él, el 2010 no hubiese sido el 2010. Él le dió el toque final para que Lola Barcelona nazca este año: la total apertura. Hizo que LGG se vuelva netamente liberal, openmind y que quiera vivir en Europa donde todo -no ella necesariamente- sea aceptado. No ha sido una de las mejores personas que he conocido, pero inconcientemente puedo meterlo en el mismo saco de las mejores. Me enseño dos cosas a la vez: la tolerancia, la discriminación y la injusticia. ¿Me enseñó o simplemente lo viví junto a él? Es que él hizo que una experiencia más mía se convierta fuera de lo común. Gracias a él también, inconcientemente muchos de mis amigos por fin no tuvieron miedo a ser como realmente eran conmigo. El fue una de las razones que alimentaron más mis ganas de vencerle a la discriminación en el mundo. Fue una de las razones que hizo que pensará que la discriminación y las injusticias son las peores cosas que puedan existir en el mundo. Y a pesar de él ser tan superficial y yo todo lo contrario, creo que la situación y las miradas y comentarios de terceros hicieron que él esté en esta lista -que ya ni se qué exactamente es esta lista- o mejor dicho se ganó un espacio dentro de mi, por mas cursi que suene, en mi corazón y en mis recuerdos.

ML

Una de las personas que más me ha costado ganarme su confianza. Una de las personas que más me costó arrancarle una sonrisa. Es muy raro que a mi, LGG, no me quieran dirigir la palabra. Pero él desde que me conoció hizo la diferencia, para mal, pero la hizo. Y cuando haces la diferencia en mi, ya te ganaste inconcientemente, un espacio dentro de mis recuerdos. Pero todas esas razones no fueron el por qué que él esta en esta lista. Aunque también. No me hablo durante toda una semana, y el último día que estuve con él, se decidió a dirigirme la palabra y aunque él no lo sabía -aunque quizás sí- empezamos a escuchar música sin preguntarnos nada, sin hablar, descubrimos que teníamos muchas cosas en común. Pero, ¿saben qué es mejor que tener cosas en común con alguien? Que ese alguien te pueda enseñar cosas nuevas. Él, aunque no lo sabe y mucho menos se imagina que estoy escribiendo sobre él en un blog, me enseñó, que la buena música no solo se centra en el rock antiguo y la música clásica. Gracias a él me declaré una verdadera amante de la música. No solo de un género, sino de toda la música. Y cuando digo amante es porque me encanta explorar, descrubir y escuchar absolutamente todo tipo de música y analizarla. Me gusta aprender cada día de música, así sea de música clásica o salsa. Y así fue como mis amigas de lo que me consideraban de raros gustos musicales, me empezaron a ver como una erudita en lo que es música, porque no me limité solo a mis gustos, sino me explayé en todos los sentidos. Si tan solo él supiera que fue por él. Y como le dije esa noche que nos la pasamos escuchando música: ¿Por qué recien me hablas hoy, por qué recien hoy descubrimos que tenemos tanto en común -mentía, era tanto por enseñarme-? Él solo me miró y siguió mostrándome más música. No era necesaria la respuesta, nos hubiesemos ido por las ramas.

A.

Qué dificil. Mereces una entrada completa, no estar en esta lista.


jueves, 13 de enero de 2011

Estás pisando mi presente

Caótica Ana, Julio Médem.

Una de mis preferidas. Claro que no le gana a "A Clockwork Orange", ya que esa película signficó demasiado para mi. Pero creo que le está rozando. Es como una hipnosis ... 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0. De una artista hippie de Ibiza a una casi típica americana quien esconde sus problemas tras una apariencia casi vacía. Es de esas películas que -nuevamente- te dejan soportando tu corazón sobre el diafragma y con una sensación de livianidad sobre todo tu cuerpo y mente.

"Ana es la princesa y el monstruo de esta fábula feminista contra la tiranía del hombre blanco".


Lirio atigrado


Bueno, esta noche te seguiré en la calle
Te contaré sobre una escena por la cual matarías
Vas a adorar lo que se esta incendiando en frente tuyo
Pero no lo verás a la luz del sol.

Sal lirio atigrado
Te daré todo lo que quieras y lo que no conoces.

miércoles, 12 de enero de 2011

Soy una sin sentido

Yo espero, mientras escucho una canción algo quemada. Creo que es la sensación que transmiten la voces que sin duda alguna no saben cantar, una sensación de sentirte rara al escuchar canciones así. De sentirte "verdaderamente soy un bicho raro".

Atrévete a ser diferente. Prefiero ser rara antes de ser normal. Me encanta no ser una más del montón. Me encanta que nadie me comprenda.

Don't you dare blame my parents
I'm the only failed experiment.

Seré un experimento, un invento, un individuo fallado para la sociedad actual. Que no encaja. Y me encanta serlo. Pero cierto, al final uno mismo decide si seguirla o no. Yo decidí hacer mi propio camino. Nadie tiene la culpa de nada, nosotros al final somos los únicos que sabemos lo que hay dentro de nosotros, aunque a veces no nos demos cuenta.

Emociones para los insensibles

Lo peor y lo mejor que pueden existir en el mundo son las despedidas. Desgarradoras, te arracan dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno de los ojos y tan solo recordarlas hacen vibrar tu cuerpo con esa sensación extraña de soportar algo sobre tu diafragma. A la vez, las despedidas más tristes son el clímax de momentos inolvidable que tu sabes -aunque en la misma despedida, por compromiso o para autoconsolarte, repites las mismas palabras- que no volverás a ver a esas personas o que al menos es imposible repetir las mismas situaciones. Si es que hubiera repetición, los momentos no tendrían tanta importancia, no sería tan bonitos recordarlos. Duele recordarlos pero a la vez, el recuerdo te roba una sonrisa que a veces le siguen de ojos empañados, pero uno inconcientemente sabe que si se volverían repetir no tendrías esa sensación, que por más dolorosa que sea, es una sensación de nostalgia pura.

No hablo de despedidas de relaciones, amistades, cuestiones sentimentales, que uno mismo se aparte de las personas, ya que ahora con msn, skype, facebook, entre otros, es imposible perder el contacto con las personas. ¿Entonces qué es lo que duele? Lo que duele es el hecho de saber que esos momentos no volverán a repetirse y si es que vuelves a ver a esas personas, ya no será lo mismo de antes. Quizás el hecho que hay pocas probabilidades que no volverás a ver a esas personas, que es un equivalente al hecho que hayan fallecido para ti o tú para ellos, total nunca más los volverás a ver o conversar con ellos, practicamente como la muerte de alguien no tan cercano a ti. Además las lágrimas le dan ese toque triunfal al final. Te dejan con ese pólvoro en la boca que viviste bien, que la pasaste bien, que gozaste. Todos somos sensibles, somos humanos, nuestro cuerpo esta muy bien diseñado para que cuando sintamos emociones, lloramos, reímos, sonreímos, se nos erizan los vellos, etc. El que no lloró en una despedida, es porque en verdad, los momentos no tuvieron el significado necesario para causar reacciones involuntarias en tu cuerpo. Lejos del drama, muchas veces es involuntario. Y esto se los dice una de las personas más frías, más insensibles y que detesta llorar en público. Porque, como diría Camaleón, llorar es para valientes si lo haces tu solo, pero llorar es para cobardes si lo haces con una multitud. Pero en este caso no lo haría por miedo a sentirme desilusionada de mi misma, simplemente porque es bien difícil que algo me conmueva sea para sentimientos buenos o malos.

Película americana

Él estaba a punto de embarcar. Yo estaba ya con los ojos rojos. Él se aguantaba, pero ambos habíamos llorado todo el camino. Mis papás nos miraban, me miraban con lástima. Pero ahora no solo eran ellos, eran todos. Se convirtió en un espectáculo. ¡Saquen las canchitas, señores! No decíamos nada, solo llorabamos. ¿Por qué lloraba si al día siguiente hablaría con él por msn? ¿Por qué lloraba si sabía que nos volveríamos a ver? Porque solo hay una primera vez. Porque ahora que lo pienso, quizás sabía que después no sería lo mismo por ciertas circunstancias. Nos apartamos. Vi un ambiente borroso por mis ojos. Me sequé los ojos y vi a mi mamá llorando no por él, no por mi, sino por la escena. Vi hacia los costados y había gente llorando mirándonos y no habían despedido a nadie, estaban llorando por la escena de película americana. Tan perfecta para los ojos, tan perfecta de forma, pero con un fondo casi mediocre. Me despedí. Me rompía. Semanas más tarde caí en una depresión horrible. Sí, fue depresión. No comía, no dormía, me pasaba todas las noches llorando porque no soportaba escuchar su voz sin verlo. Estaba muy delgada con los ojos chicos e hinchados. No salía. Hasta que pisé nuevamente el colegio y comencé uno de los mejores años de mi vida, el año en que me descubrí a mi misma. (La última vez, la ÚLTIMA, los ojos ni se me pusieron vidriosos, así es la vida). Desde ese día odié la puerta de embarque del Jorge Chávez.

Auberge du Château

Tenía lista mis maletas en el cuarto más lindo que pude haber estado. Mejor que el hotel más caro del mundo. Miré a mi alrededor y me dije a mi misma temblando, con ese nudo en la garganta, con el corazon apoyado en mi diafragma y con el frió en los pies, que dudo mucho que volveré a estar en un castillo. Baje las escaleras de madera, abrí la puerta "hermosa" -porque era hermosa, no miento, uno nunca le da esos adjetivos a puertas- entré al salon, y toda la familia, tan numerosa estaba ahí haciendo la reunión familiar que tendían a hacer todos los domingo reunidos. Los embutidos más caros y raros, quesos de todo tipo, música clásica, las mujeres vestidas elegantemente, maquillladas, los hombres hasta con el calzoncillo de marca. Yo, la peruana, botas, leggins, vestido, cara de resaca y lo único caro que tenía era el collar de plata con un diamante que me habían regalado al llegar a esa casa, que lo habían mandado hacer en París especialmente para mi. No me gusta la gente superficial, no me gusta la gente "pituca", pero ellos no me hacían sentir como una más, simplemente me hicieron sentir muy cómoda. Él, tan gay y tan acogedor como siempre, se sentó a mi lado y me abrazó. Miraba a mi alrededor y ahí estaba el cuadro abstracto que tenía billetes de verdad pegados y pintados. Muestra clara de lo adinerados que eran. El timbré sonó, era la tercera familia. Mi cara inconcientemente de lo que eran risas, se transformó en pura tristeza y se me salieron las lágrimas. Todos los hermanos y hermanas se me acercaron y me abrazaron diciéndome en un francés tan parisino que deje de llorar. La mamá me abrazó con el papá y me dijeron que yo fui como una hija para ellos, que si fuera por ellos me adoptarían -cosa que me dijeron desde que llegué- mientras que me acercaban la última copa de champagne francés que tomaría junto a ellos. Trataba de dejar de llorar porque la siguiente familia, su primera impresión, fue ya verme llorando. Luego de una charla, donde yo me la pasé casi muda por aguantarme, recogí mis maletas, lo abracé, caminaba hacia el carro, volteé y vi tan de cerca por última vez el castillo donde estuve alguna vez en mi vida, dos semanas.

Soirée péruvienne

No queríamos bailar, no queríamos cantar. En verdad yo si lo hubiese hecho, pero me toco con gente tan rochosa que ni me atreví a insistirles. Preparamos una exposición. Salió fatal. Pero nosotros sabíamos que lo mejor lo habíamos dejado para el final. Con mi mamá como cómplice cruzando el océano, preparé un video de despedida, que era para llorar sin duda. Mientras lo veíamos, vi a toda esa gente que se había dispuesto a acoger a un completo desconocido y de una cultura tan fría como les entraba el sentimiento de nostalgia de la sensibilidad latinoamericana. No lloré, no tenía ganas aún. Después que terminó el video, la profesora me alcanzó el micrófono a mi, y yo con mi francés casi ya perfecto, sin tener premeditada las palabras, me limité a ver a todos, y empecé a llorar en los brazos de una compatriota. Todos aplaudieron de nuevo esa escena de sensibilidad latinoamericana.

Solos en una carretera

Todos dicen que ese día es el peor de la experiencia más inolvidable de tu vida. No abandonar el país, no abandonar París, sino irte de tu "pueblucho". Todos estabamos en medio de la carretera, en un grifo, no esperaba que todas las familias que me habían acogido vayan, pero fueron todas. Más que agradecimiento, lo que mis ojos expresaban era el hecho que ellos estuvieron presentes e hicieron posible que la pasé mucho mejor de lo que pensé. Llego el bús recogía a todos los peruanos que se quedaron en Bretaña, bajaron los peruanos. Bajaron mis amigas corriendo, todas con sus sacos franceses, tacos, maquilladas, igual que yo. Me abrazaron y a mi costado, estaba el preferido. Lo miraban con asombro y se quedaban con la boca abierta. No sabía si era por lo cabro que era o por lo bien que se le veía. Fui al bus a dejar mis maletas, me empecé a despedir de las familias. Abracé a la familia que se dedicó por completo a mí, ellos se pusieron a llorar, yo no. Abracé al preferido, quien me prometió que iría a Perú a visitarme y que cuando yo regrese a Francia iremos a ver Farinelli y a modelar juntos. Cuando ambos se fueron, algo se rompió, me dije a mi misma, que se había terminado, nunca más volvería a repetir esta experiencia, rompí en un llanto incontrolable, la que se volvió en una amiga, casi como peruana, me abrazó y se puso a llorar conmigo. Mis demás characatas empezaron a llorar conmigo porque sabían que también entre nosotros, todo había terminado. Se fueron todos, regresé a mi vida practicamente limeña. Subí al bus. Me esperaba V. con una sonrisa, me senté a su lado y lloré. Ella solo me dijo mientras me abrazaba: "Sabía que tú ibas a ser la que la pasaría mejor". Luego esos días en Paris fueron más que ganas de irme a la estación, subir al TGV y regresar a Bretaña. Fueron estar en el cuarto de hotel al borde de las lágrimas mientras V. me decía que si seguía así no iba a disfrutar mucho París. En Lima misma, me sentí con esa nostalgia por semanas. Y es que el 2010 se convirtió en un año que valió la pena sentir.

Y se acabaron los días más sencillos

Cada uno decía sus palabras cursis. Se estaban pasando un micrófono invisible para decir cosas sentimentales. Yo solo oía. Hasta que yo sola entré a la reflexión: Nunca en mi vida volvería a ver a los 34 imbéciles reunidos en un salón de clase. Nunca más tendría la sensación de estar en clase hueveando, nunca más verlos todos los días. Me di cuenta que pasamos más tiempo con los amigos del colegio que con los mismos padres. Son lazos que te obligan a hacer. Son los amigos que nunca escogiste, que te los impusieron, pero sin embargo te enseñaron una de las cosas más importantes en la vida: La tolerancia. Tengo una gama de amigos, un arcoiris. Se que jamás voy a volver a querer a hablar a gente como algunos de ellos. Pero ellos sí. Por mas imbéciles, huecos, retraídos, inmaduros, se ganaron un espacio dentro de mí. Dije todo esto, claro, en una forma más adecuada, mientras se me rompía la voz. Si, LGG, la presidenta del COES, la que representó al colegio tantas veces, el pilar del colegio, la preferida y amiga de todos los profesores y alumnos, la que era tonera, estudiosa y bonita a la vez, se quebró y lloró como nunca en frente de todos. No lo hacía por el colegio, no lo hacía por ellos, era por mi. Después de todo, nunca más me volveré a sentir en una nube de algodón rosa misma Katy Perry. Después de esto, nada volverá a ser tan fácil.

Y como dije en todos estos casos: No llores porque pasó, sonríe porque sucedió.